Estadisticas de visitas

2.5.06

A Fisterra

1:37 p. m.



Un día te ofrecen ir a Fisterra andando desde Santiago y tú dices que sí, que vale. No piensas porque sabes que es peor. Noventa kilómetros en tres días. No piensas.
El sábado a las 8 de la mañana estás en la Plaza do Obradoiro con tu mochila llena de comida y agua. Alguien leerá más tarde en una botella que el agua es ligera. Mentira, diremos todos. Te encuentras con tus compañeros de viaje, que vienen de los lugares más insospechados. Dos desde Finlandia, dos desde Alemania, una desde Estonia y otro desde Polonia. Y tú ahí. Empezáis a caminar.
El primer día era el día light. Solo 22 km hasta Negreira. Piensas que es poco, que lo has hecho mil veces. Pero hay que subir y bajar montes ("montañitas", como acabamos llamándolos), y eso cansa. Pausas para beber, para comer manzanas y barritas de cereales, para ir al baño. Os adelantan peregrinos y os asustáis. En el albergue hay sólo 25 plazas.
Son las 12.30 y preguntáis a un señor cuánto falta para Negreira. Cinco quilómetros. Creéis que es poco y decidís comer ya allí. Llegáis a las 2. Fueron más de 5 km. Seguro. Cogéis cama y salís al jardín. Comer y estirar. Relajación. Cena. Ducha. Cama.

(Voy a hacer la comida. El día 2 y el 3 más tarde).

Written by

We are Creative Blogger Theme Wavers which provides user friendly, effective and easy to use themes. Each support has free and providing HD support screen casting.

2 tortugas:

Milk dijo...

Como no escribas las otras partes estaré aquí para recriminartelo.

Eres de las que empiezan las cosas y no las acaban . Colérica? Quien lo diría...

natalia dijo...

mmmm...
Así me gusta. Deportista hasta la muerte. Estoy de acuerdo. Queremos saber el resto!

 

© 2013 Buscando robles entre las tortugas. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top