Estadisticas de visitas

31.12.09

Mis listas: Los mejores discos de 2009

6:56 p. m.

¿Los mejores? Simplemente los que más me han gustado o más me han acompañado de los pocos de este año que he escuchado (debería escribir esta frase en verso).


10. Kings of Convenience - Declaration of Dependence. "¿Tan abajo?" - te preguntarás si me conoces. Pues sí. Tras mucho pensarlo fui capaz de alcanzar la lucidez a través de una espesa capa de fanatismo juvenil, y me di cuenta de que por mucho que "Mrs. Cold" sea una de mis canciones del año (de la década, de la vida), por mucho que me gusten "Boat Behind" y "Rule my world", hay varias canciones en este disco que son un rollo. Ni yo me creo que acabe de decir esto.


9. Soap&Skin - Lovetune for the Vacuum. Haber pasado medio 2009 en Viena tenía que servir para algo. Y sirvió para muchas cosas, entre ellas para incluir un disco austríaco en mi top 10. Es el disco de una adolescente (o ya no, pero aún teenager) que toca el piano y canta y grita de vez en cuando. Muy oscura y muy emocionante. Y, por favor, escucha "Spiracle".


8. The Dodos - Time to die. Al final me quedé sin verlos por tener que estar en Bruselas (y por una vez en la vida, no había comprado la entrada aún), pero esa semana escuché el disco una y otra vez con cierto gusto autocompasivo. Y me gusta más que el primero. Mucho más, a pesar de la paradoja de que el año pasado los dejara llegar hasta el quinto puesto y este año se queden en el octavo. Pero todo depende de la competencia, amigos.


7. Chris Garneau - El Radio. Algo ha pasado este año que me ha hecho dejar un poco de lado las guitarritas acústicas y decantarme por los pianos y las canciones que recuerdan a Tim Burton o a la Familia Adams. Me pasa con Soap&Skin y me pasa (mucho más) con Chris Garneau. Esas vocecitas que parecen venir de un más allá animado y que te animan (claro) a acompañarles. Este disco me pone de un buen humor inexplicable.


6. The Whitest Boy Alive - Rules. Claro que no iba a pasar, no iba a dejar a KoC en un vergonzoso décimo puesto y dejar a mi Top 10 sin más representación erlendiana. Siempre digo (y debería habérselo dicho a él en su momento, pero bastante ocupada estaba intentando que no se me cayese encima) que The Whitest Boy Alive me reconciliaron con la música electrónica. "Ahhh...", dirás, "pero es que TWBA no son electrónicos". Ya lo sé, ya lo sé. Pero son bailables a un nivel distinto al que son bailables Belle and Sebastian, ¿verdad? Pues eso. Y en este disco hay varias joyitas de poner por la mañana y empezar el día bailando o de poner por la noche y acabar el día bailando.


5. Bishop Allen - GRRR... ¡Por supuesto! Por mucho que este año triunfen las melodías oscuras y las letras oscuras y los pensamientos oscuros, el verano es el verano, y Bishop Allen son verano. Y un disco protagonizado por animales compensa mi mala conciencia por haber dejado a The Boy Least Likely To fuera. No les había prestado atención hasta este año y de pronto ninguna de sus canciones me cansa y no entiendo por qué no son ídolos de masas.


4. Bonnie 'Prince' Billy - Beware. Seguirá haciendo discos y seguirá copando las listas de "mejores discos de". El año pasado se quedó en el octavo puesto, este año no. Este año hay que recompensarlo por volverlo a hacer. Ni mejor ni peor, simplemente lo mismo. Pero es de esos extraños casos en los que hacer lo mismo es bueno, es fantástico, porque hacerlo mejor no era posible, y empeorarlo demasiado fácil.


3. M. Ward - Hold Time. Creo que soy capaz de escuchar "For Beginners" un número insano de veces y no cansarme. Lo hice durante un tiempo. Después decidí descubrir el resto del disco y oh! cuánto material para escuchar de forma enfermiza. M. Ward es otro repetidor que ayuda a mostrar lo poco que evoluciono de año en año. El año pasado lo dejé en el 9 acompañado de Zooey Deschanel. Y míralo, él solito llega al podio sin pestañear. Qué gran tipo.


2. The Antlers - Hospice. ¿No te había dicho que este año me había oscurecido? Porque The Antlers alegres y luminosos precisamente, no son. No. Si haces un disco sobre cuidar y ver morir a alguien con una enfermedad terminal que te maltrata psicológicamente, no eres alegre y luminoso (si haces un disco sobre eso y te sale alegre y luminoso, posiblemente tengas algún tipo de sociopatía). Pero es un disco que te come poco a poco, hasta que ya no te importa que utilice la misma melodía en varias canciones. De pronto te parece la mejor decisión porque no se te ocurre una melodía mejor.


1. God Help The Girl - God Help The Girl. Mi número uno indiscutible, y no porque me permita meter a Belle and Sebastian y a Neil Hannon en el Top 10 (en el Top 1!!) en un año en el que no han hecho nada (lo de Neil y el cricket lo dejaremos estar). Es mi número uno indiscutible porque es el disco que más veces he escuchado este año y porque sin ninguna duda algunas de sus canciones han sido las más destrozadas en la ducha. También porque, ya sabes, no me he oscurecido tanto. En realidad es solo pose. Me pones un disco en el que pueda de pronto vivir en un musical de los años 60 y me delato. Mis pies empiezan a dar piruetas.

Written by

We are Creative Blogger Theme Wavers which provides user friendly, effective and easy to use themes. Each support has free and providing HD support screen casting.

2 tortugas:

Milk dijo...

Creo que la mitad no sé quienes son, pero Spiracle mola mucho!

Manolo dijo...

Qué tostones! Es que no hay nada medio normal que te guste?

 

© 2013 Buscando robles entre las tortugas. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top