Estadisticas de visitas

2.6.09

Richard Gerstl y su sala

10:20 a. m.

¿Por qué tiene Richard Gerstl una sala entera en el Leopold Museum? La respuesta debería ser que por su calidad indudable, por su enorme contribución al arte, por...

Pero me resulta difícil de creer que alguien que murió a los 25 años haya podido demostrar algo más que un talento incipiente, que se podría haber desarrollado o no. Y más aún cuando se conservan de él solo un par de cuadros o dibujos. Su historia es posiblemente la razón. Y es una buena razón, porque su historia no tiene desperdicio.

Estamos en Viena a principios del siglo XX. Richard abandona -como muchos en esa época -la Academia de Bellas Artes porque no está de acuerdo con el clasicismo académico al que le obligan. Su arte va más allá. En el estudio que comparte con un amigo empieza a interesarse por la música. Quiere hacer retratos a compositores y plasmar su alma. Primero lo intenta con Mahler, pero este se niega. Con Arnold Schönberg tiene más suerte.

A Schönberg le gusta Gerstl. Esta admiración mutua se convierte en amistad, y pronto Richard se ve dentro del círculo de amigos y familiar del compositor. Pinta retratos de todos. Va de vacaciones con ellos. Pero con quien más intima (de todas las formas que te estás imaginando) es con Mathilde, la mujer de Schönberg, que se sentía un poco abandonada por un marido demasiado obsesionado con su música.

Richard y Mathilde se escapan juntos en un arrebato. Abandona a su marido y a su hija durante unos meses, hasta que las amenazas de suicidio por parte de Schönberg la hacen volver.

El que se queda destrozado es, claro, Richard. Y aquí es cuando consigue entrar en los libros de historia del arte y una sala entera en un museo. Corre a su estudio y le prende fuego, destruyendo casi toda su obra. Después se ahorca desnudo frente a un espejo y (no se bien cómo) se clava un puñal para asegurarse la muerte. 25 años.

(Supongo que no es necesario explicar que ni Mathilde ni Arnold Schönberg volvieron a ser los mismos).

Written by

We are Creative Blogger Theme Wavers which provides user friendly, effective and easy to use themes. Each support has free and providing HD support screen casting.

7 tortugas:

Milk dijo...

Pobre Schonberg!

Aunque entiendo a Matilde. Me costó muchísimo entender el sistema ese dodecafonal (o como diablos se diga).

Y Richard es un imbécil. No puedes birlarle la mujer a alguien y después hacerte la víctima (bueno, puedes, pero a mí no me parece bien).

Cubilete dijo...

lo de suicidarse desnudo delante de un espejo ahorcándose y clavándose un puñal va más allá de retorcido

Mrs Jones dijo...

Yo creo que quiso que su suicidio fuese su última obra de arte, una especie de performance. Imagina la escena: el espejo, Richard desnudo y colgado y apuñalado, el estudio chamuscado.

(Lo que pasa es que nadie lo entendió)

Te de llimona dijo...

Exacto, Richard quiso quemar su obra para que de las cenizas surgiera su última aportación a la historia del arte. Sinceramente, a mí el que me ha caído mal ha sido Schönberg: utilizar la pena para que su mujer volviera... Y al final ganó lo convencional frente al verdadero amor y pasión.
Tengo otro motivo más para ir a Viena, ver la escueta obra de Richard!
Gracias, Mrs. Jones.

Tera dijo...

Después de pasarme todo el curso enseñando a mis alumnos las principales figuras de la literatura del XIX y primer tercio del XX, sólo he conseguido que piensen que eran todos una panda de desequilibrados (suicidios, fracasos amorosos, marginación, tristeza, pesimismo...). Pero es que en fin... el arte está lleno de historias truculentas.

Gaziello dijo...

Una historia fascinante. Me han entrado ganas de escarbar un poco en este autor, que no conocía.

Creo que el arte no existe como tal, ahí está, esto es arte y esto no. Cada uno ve arte donde lo siente, y con esto simplemente no quiero ofender a nadie pero no sé yo que puede tener de artístico un suicidio. Desgraciadamente la mente humana tiene un límite y parece que este hombre llegó al suyo. No me gusta que se pueda interpretar la desesperación humana de una manera artística. El arte puede tener muchas formas, pero en ese estado de locura no creo que uno pueda plasmar una intención artística más allá de la aleatoriedad de una enajenación mental, con una credibilidad apenas digna de un bebé esparciendo pintura por el suelo.

A mi modo de ver, esas interpretaciones extremas (típicas de mi facultad audiovisual) son equivocadas en muchos casos, porque legitiman un sinfín de interpretaciones sustentadas por muy poca lógica. Es como escarbar en una violación a la búsqueda de amor o romanticismo, cuando lo único que hay es un horrbible y desafortunado caos.

Mrs Jones dijo...

No, jo, si la interpretación de suicidio=arte fue solo mi intento de meterme en la cabeza del artista... En el museo solo destacaban su affair con la mujer de Schönberg y que luego se había suicidado. Fui yo, por puro afán morboso, quien investigó cómo lo había hecho. Intuía que un tipo como Gerstl no se iba a ir de este mundo de forma convencional.

 

© 2013 Buscando robles entre las tortugas. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top