Estadisticas de visitas

28.5.08

Bruselas y los 12 años

9:18 a. m.

Todo se cumplió. En el autobús desde Charleroi a Bruselas las casitas me trasladaron al pasado. No a Praga, ni Berlín, ni nada así, me llevaron a mucho antes, a viajes en coche y camping por Francia. No podía haber tanta diferencia entre Normandía y Bélgica, pero esa regresión me chocó y reabrió agujeros ya cerrados de mi cerebro.

Y supongo que lo inexplicable surgió ahí. Volvía a tener 12 años y una manía al idioma recién nacida y débil. Entendía a la gente y no hablaba porque para eso ya estaban papá y Rocío, pero iba pensando la conversación y todo salía bien. A veces me lanzaba y tenía que negar el placer del cambio de estructuras. Aún no sabía de dónde salía esa sensación ni visualizaba los sistemas lingüísticos temblando en mi cabeza.

Yo creía que Bruselas me trasladaría idiomáticamente a Praga y que mi manía seguiría intacta. Volver a escuchar a tanto francófono lleno de espíritu egofrancés. Pero las casitas eran claramente francesas y no centrales y por eso.

Ya en la ciudad, iba pensando en París, en Berlín, en Praga. Entonces entendí que la Unión Europea no podía haber elegido mejor su capital. Un poquito de todo y personas multilingües. Un país de mentira donde viven los políticos europeos. Como una maqueta de la utopía que queremos ser.

Written by

We are Creative Blogger Theme Wavers which provides user friendly, effective and easy to use themes. Each support has free and providing HD support screen casting.

7 tortugas:

Emma Peel dijo...

Los viajes, el cambio de idioma (que tú llevas mejor que yo) y la sensación de proponerte el reto de comunicarte en otro idioma y conseguirlo es genial.
Yo también odiaba el idioma gabachil hasta estos dos últimos viajes a la France. El viaje en coche pasando por todas partes me obligó a defenderme (exitosamente) en français... y lo conseguí!

(envidia de viaje, pardiez!)

cubelle, dijo...

Ay!!! Yo estoy mirando como puedo acabar en Francia... porque yo... yo... yo amo Francia! :)
(y bruselas no tiene nada que ver con Francia! :P Ya la recuerdo sosa y gris!)

y.... cuándo piensas contarme que tal el viaje y darme el chocolate belga que me has traído?? O:)

Emma Peel dijo...

Quéee?!
Que a Cubi le has traído chocolate belga y a mí no? estando de cumple?

No-me-lo-puedo-de-creer...

Te vas a quedar sin tarta Dharma, eh?

Caravinagre dijo...

¡Ja, ja , ja! Qué divertido es esto de saltar de blog en blog... ¡¡¡te pillé, Ana!!

Viajar, qué placer. Yo cada vez me dejo perder más, dejando caer el dedo por el mapa. Otra cosa es que luego vaya a dónde me marca mi impulso, pero bueno eso ya es otra historia...

Acabo de llegar desde el reciente blog de Ade. ¡Menuda solera que tiene tu blog, Ana! Te seguiré de cerca.

A mi con los idiomas me pasa que cada día me bloqueo más, y se me emborrona la cabeza mezclando lenguas ajenas y propias.

Besos y... hasta la siguiente entrada. ;-) Hasta pronto.

Cucaracho dijo...

Como dices?

Milk dijo...

Creo que la idealizas porque no llovió lo suficiente :)

Beatriz dijo...

Yo siempre he sido muy mala con los idiomas, quizás por la dislexia, pero el año pasado me lancé de lleno con el inglés irlandés y este año voy con el portugués y el italiano. No tengo ni idea, pero todo es aprender.
Saludos!!!

 

© 2013 Buscando robles entre las tortugas. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top